Seguridad
El Alto
Banda criminal ya protagonizó dos balaceras con dos muertos
Diagrama policial sobre la banda. Foto: Edwin Apaza.

Valorar esta noticia: 
sin votos aún

Jueves, 26 Julio, 2018 - 19:18

La banda de “monrreros” de los hermanos Cuevas ya protagonizó dos balaceras con la Policía en los últimos cuatro meses en la ciudad de El Alto. Resultado de esos enfrentamientos, dos de sus miembros resultaron abatidos, según informe de la fuerza anticrimen.

El grupo delincuencial se dedica al robo de casas en el Distrito 14 de la ciudad alteña. El coronel Freddy Medinaceli, subdirector de la FELCC, señaló que estos antisociales suelen lanzar piedras a los domicilios y, al evidenciar que están vacíos, ingresan para robarlos.     

La primera balacera ocurrió el 15 de marzo, cuando policías identificaron al vehículo donde estaban los miembros de la banda, después de varias denuncias de robos perpetrados con ese coche. Entonces, hubo una persecución con balacera que derivó en la muerte de Jhonatan René Morales Limachi de 24 años, cuyo cuerpo fue dejado por sus cómplices abandonado dentro del carro.

Según el teniente Álvaro Oliver, luego de ese atraco y enfrentamiento, la banda dejó de delinquir por un tiempo, con el afán de despistar a la Policía que seguía sus rastros. 

Así pasaron cuatro meses, hasta que el miércoles 25 de julio patrulleros policiales sorprendieron a los antisociales en pleno robo. Como en el anterior caso, también intentaron escapar y se produjo la balacera. Uno de los ladrones, Grover Quino, de 24 años, fue herido con un disparo en el tórax.

La banda llevó a su herido a una clínica en La Paz en la zona La Portada. La Policía se anotició e intervino el centro de salud, donde capturó a uno de los antisociales, Grover Ticona Gaviña de 27 años, quien se había quedado al cuidado de su compañero. Se intento llevar al herido al Hospital del Tórax, pero falleció en el camino.

Los líderes de la banda siguen prófugos. Se trata de los hermanos Cuevas Quino: César, alias “Gallo” o “Gufi”, y su menor Félix, alias “Chiky”. Uno de los otros miembros de la banda era su primo, por lo cual este grupo delincuencial se calificaría como un “clan”, indicó el teniente Oliver.

Según la Policía, los hermanos Cuevas suelen captar jóvenes para su banda en la cancha 23 de Marzo de la zona Villa Ingenio de El Alto. Utilizaban el fútbol para conocer a más personas que llevarían al hampa.

La Clínica en la mira

El coronel Medinaceli señaló que la Policía presume que la clínica donde se atendió al herido de bala prestó colaboración al grupo delincuencial de manera ilícita, puesto que no registró el ingreso de paciente en sus libro y no supo explicar su actitud.

Indicó que por ese hecho se condujo a dos médicos a la Policía y ahora el Ministerio Público decidirá si los convoca posteriormente.

COBERTURA EL ALTO: EDWIN APAZA


Valorar esta noticia: 
sin votos aún