Seguridad
Persiste para limpiar el nombre de su hijo
A 10 años de caso Rózsa, madre de Dwyer aún busca justicia
Caroline Dwyer. Foto: Irish Times.

Valorar esta noticia: 
Average: 4.8 (4 votes)

Domingo, 14 Abril, 2019 - 19:33

“Mi pelea es con el sistema de justicia boliviano, y tratar de obtener justicia para Michael”. Así Caroline Dwyer, madre de uno de los abatidos hace 10 años en el Hotel Las Américas, describió en entrevista con el Irish Times sus esfuerzos en búsqueda de esclarecer lo sucedido ese 16 de abril.

Michael Dwyer, nacido en Irlanda, fue parte del grupo de Eduardo Rózsa Flores, acusado por el Gobierno de conformar una célula terrorista afín al movimiento autonomista cruceño. 

El irlandés falleció a bala en el asalto policial al Hotel Las Américas, junto a Rózsa y el rumano-húngaro Árpád Magyarosi. Michael tenía 24 años de edad.

Caroline Dwyer sostiene la tesis de que su hijo fue ejecutado extrajudicialmente. 

El principal argumento de Caroline es un examen que se hizo al cadáver de Michael en Irlanda, realizado por la especialista Marie Cassidy del Departamento de Justicia. Este informe señala que falleció por una herida de bala disparada de frente, y que luego le dieron más disparos por la espalda.

La madre de Michael afirma que no hubo un enfrentamiento, como dice la versión del Gobierno, sino que su hijo fue ejecutado y rematado por la espalda. Lleva 10 años buscando que las autoridades bolivianas la escuchen y tomen cartas en el asunto, pero no es así.

Llevó su reclamo ante el Relator de la ONU para Ejecuciones Extrajudiciales y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que admitió el caso. En 2014 estuvo en Bolivia para pedir que se investigue el caso y el responsable rinda cuentas.

A pesar de los esfuerzos de la irlandesa, el Gobierno continuó en la versión de que hubo actos de terrorismo y rechazó que la CIDH haya admitido la denuncia.

Marcelo Soza, siendo fiscal, había acusado a Dwyer de formar parte de una célula terrorista y de participar del atentado en la casa del Cardenal Julio Terrazas un día antes del asalto del 16 de abril. Sostuvo además que los extranjeros murieron en un intercambio de fuego.

Sin embargo, tras salir del país, Soza señaló que el operativo de la madrugada del 16 de abril fue un acto de fuerza irracional y que era innecesario matar a los acusados. Asimismo, en conversación con Caroline Dywer para un documental, el exfiscal dijo directamente a la madre de Dwyer que su hijo fue ejecutado, al igual que sus acompañantes.

Caroline Dwyer sigue luchando para demostrar que el asesinato fue ilegal e injustificado, y para aclarar el nombre de las acusaciones de su hijo que comenzaron a volar incluso antes de que se confirmara su muerte.

El juicio en Bolivia aún no se resuelve. En el camino, hubo detenciones preventivas, videos filtrados, e incluso acuerdos de los dos sobrevivientes del Hotel Las Américas: Elöd Tóásó y Mario Tadic, que aceptaron su culpa para salir de la cárcel e irse del país.

A pesar de todo, Caroline Dwyer sigue luchando para demostrar que la muerte de su hijo fue ilegal e injustificada. Según el periódico Irish Times, la mujer a pesar de que ya son 10 años de la muerte de su hijo aún insiste en limpiar el nombre de su hijo.

A pesar de que ya pasó una década, la muerte de Michael aún se causa dolor para su madre. “Veo a sus amigos casarse y tener hijos, y no tengo nietos. Ese debería haber sido su futuro, y lo estamos perdiendo”.

 


Valorar esta noticia: 
Average: 4.8 (4 votes)