Seguridad
Hubo altercados entre sus seguidoras
María Galindo se suma a las denuncias contra Lily Cortez
Galindo estuvo en la FELCC de El Alto. Foto: Edwin Apaza.

Valorar esta noticia: 
Average: 5 (6 votes)

Miércoles, 9 Enero, 2019 - 13:57

La activista de Mujeres Creando, María Galindo, se presentó en la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de El Alto, para sumar sus denuncias contra la dirigente de las trabajadoras sexuales Lily Cortez, aprehendida por proxenetismo.

Cortez es presidenta de la Organización de Trabajadoras Nocturnas de Bolivia (OTNB). El martes fue detenida, tras ser acusada de amenazar y quitar documentos de mujeres que pretenderían alejarse de los locales bajo su control, para trabajar por su cuenta.     

Galindo, junto a la Organización de Mujeres en Situación de Prostitución (Omespro), que es otra entidad que agrupa a trabajadoras sexuales, denunciaron que Cortez comete actos de delincuencia, proxenetismo y matonaje.

Según Galindo, Cortez vendía preservativos de donación, cobraba a las trabajadoras a nombre de autoridades como la Policía con la intención de enriquecerse, atacaba los locales que no le pagaban, además de otras actitudes delincuenciales.

La activista afirmó que fue amenazada de muerte por Cortez por haber fundado la Omespro.

Una miembro de Omespro denunció que Cortez pedía 3 mil dólares por la membresía en su organización, y que además cobraba multas de montos similares.

Cortez, mientras era conducida por la Policía, aseguró que dará la cara y que la detuvieron por denunciar a proxenetas y defender los derechos de una trabajadora.

En la FELCC hubo altercados a gritos entre las seguidoras de Cortez, que piden su liberación, y las de María Galindo que exigen una investigacion a fondo contra la dirigente.

La FELCC se querellará

El subdirector de la FELCC de El Alto, coronel Freddy Medinaceli, informó que la entidad policial ha decidido sumarse a la querella contra Lily Cortez, por supuestamente usar el nombre de la entidad para cobrar dinero.

De acuerdo con las denuncias recogidas por la Policía, la dirigente retenía dinero de las trabajadoras sexuales con el argumento de que era para pagar a la FELCC, intendencia y el Servicio Departamental de Salud, además de evitar proceso de parte de la Fiscalía.

El coronel Medinaceli señaló que la FELCC también es víctima en este caso, por esos cobros a su nombre. Instó a otras entidades involucradas que también se querellen contra la dirigente.

Reiteró que al enfrentarse a la dirigencia de las trabajadoras sexuales, la Policía se está enfrentando a un “monstruo grande”, que en el pasado, gracias a su poder económico e influencias, se llevó por delante a investigadores y fiscales.

COBERTURA EL ALTO: EDWIN APAZA

 


Valorar esta noticia: 
Average: 5 (6 votes)