Seguridad
Tres recibieron detención domiciliaria
Siete van a la cárcel por red de falsificación de fármacos
Parte de los medicamentos detenidos. Foto: FELCC.

Valorar esta noticia: 
sin votos aún

Lunes, 1 Abril, 2019 - 20:28

El Juzgado Cuarto Anticorrupción de la ciudad de La Paz determinó este lunes enviar a la cárcel con detención preventiva a siete de los 10 implicados en una red de falsificación y contrabando de medicamentos, mientras los restantes tres recibieron medidas sustitutivas, informó la Fiscalía.

Las peruanas Alicia T.P., Pascuala A.D.  y Yaneth C.C. fueron enviadas al Centro de Orientación Femenina de Obrajes; mientras que sus compatriotas Juan H.R.CH, David C.H.R., y Guillermo P.P.A., además del boliviano Ronald L.Q. fueron remitidos a San Pedro.

Asimismo, se decidió otorgar medidas sustitutivas a Bertha G.R., con detención domiciliaria, fianza económica de Bs. 30.000 y arraigo; Sonia S.M.T. recibió arraigo, fianza de Bs. 10.000 y, por último, Silvia R.M.T. obtuvo arraigo y fianza de Bs. 20.000. Estas tres imputadas deben también presentarse cada semana en el Ministerio Público en La Paz para su registro biométrico.

La red operaba -y se sospecha que aún opera- en distintos puntos del territorio nacional, sobre todo en los departamentos de La Paz y Santa Cruz.

El coronel Jhonny Aguilera, director de la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen (FELCC) de La Paz, informó que la semana pasada hubo un operativo en dos edificios ubicados en la ciudad de Desaguadero donde se encontraron sustancias e insumos para la falsificación de medicamentos. 

Aguilera dijo que entre los insumos encontrados se cuentan sustancias como bicarbonato, harina de maíz (maicena), harinilla, estuco, azúcar molida entre otros, que serían usados para adulterar los fármacos. 

La distribución y venta se estuvo haciendo también en ciudades del oriente de Bolivia, particularmente en el mercado La Ramada de Santa Cruz. Informó el jefe policial.

El Fiscal departamental de La Paz, William Alave, explicó que los compradores ingresaban a los domicilios allanados en Desaguadero, y en el interior entregaban una lista de pedidos de medicamentos a una persona conocida.

Inmediatamente se retiraban del lugar y retornaban al cabo de media hora aproximadamente, tiempo en el que las personas del interior preparaban y embalaban en cajas de cartón, con el logo de algún laboratorio, todos los medicamentos solicitados por el comprador, listos para ser transportados.

 


Valorar esta noticia: 
sin votos aún