Internacional
Vaticano
Maradona se amiga con la Iglesia con un abrazo al Papa
Foto: Télam.

Valorar esta noticia: 
sin votos aún

Miércoles, 12 Octubre, 2016 - 18:32

“Entré al Vaticano y vi el techo de oro. Y me dije cómo puede ser tan hijo de puta de vivir con un techo de oro y después ir a los países pobres y besar a los chicos con la panza así. Dejé de creer, porque lo estaba viendo yo”. De esa forma resumió Diego Maradona su primera visita al Vaticano, en el año 2000, en la que conoció a Juan Pablo II. En aquel momento, el astro no imaginó (como no lo hizo ningún argentino) que 16 años después el Sumo Pontífice sería argentino. Este miércoles ambas deidades se han visto las caras para promocionar el Partido por la Paz -que se juega por la noche- en la Casina Pío IV, sede de la Pontificia Academia de Ciencia Sociales, en un encuentro muy ameno y sin los resquemores del pasado. A Maradona lo acompañó su pareja Rocío Oliva y su hijo extramatrimonial Diego Fernando Maradona Jr., negado por el exjugador durante años y con quien se reencontró en los últimos días.

“Estoy convencido de que hoy no se puede pensar en una educación sin el deporte. El deporte es un camino de educación, de promoción humana, de madurez de las personas, de las familias y de los países”, dijo Francisco, y agregó: “Les agradezco mucho, gracias por los que hacen por los chicos, la paz, la amistad entre los pueblos. Esto es hacer paz”. Maradona y el Papa se saludaron con un abrazo y un beso en la mejilla, alejado de todo protocolo, y mantuvieron una conversación informal en la que el Sumo Pontífice le dijo a Diego “está cada vez más joven este hombre”.

Luego fue la presentación oficial, en la que Francisco agradeció a los futbolistas que desinteresadamente participan del encuentro en beneficio de las víctimas del terremoto de Amatrice, ocurrido el pasado 24 de agosto. Entre ellos, Francesco Totti, Ronaldhino, Rui Costa, Antonio Di Natale, Hernán Crespo, Claudio el piojo López, Gonzalo Rodríguez, Nicolás Burdisso, Diego Perotti, Juan Iturbe, Leandro Paredes, Federico Fazio, Albano Bizzarri y Fernando Cavenaghi. Francisco estuvo acompañado por José María del Corral, Enrique Enrique Palmeyro y el arzobispo Marcelo Sánchez Sorondo, directivos de la fundación pontificia Scholas Ocurrentes, organizadora del evento junto a las entidades italianas Unitalsi, Csi y Amlib. El primero de los partidos por la paz se jugó el 1 de septiembre de 2014 en el estadio Olímpico de Roma con el fin de “aunar la excelencia deportiva y la fraternidad en señal de la paz en el mundo”.

Francisco y Maradona, además, pintaron sobre bastidores un motivo que lleva la firma de ambos. Se trata de la iniciativa “Una bella jugada”, que se convertirá en una obra de arte que concluirán los niños de Arquata del Tronto, una de las zonas más dañadas por el terremoto. Luego irá a subasta y lo recaudado se entregará a modo de donación a dicha comunidad. “Cuando me dijeron que se jugaba por los chicos de Arquata y Amatrice entendí que no podía faltar... Mi Francisquito puede estar tranquilo que Maradona va a estar en la cancha los 90 minutos. Me había alejado de la Iglesia, pero Francisco me hizo volver”, dijo Maradona en la conferencia de prensa de presentación del Partido por la Paz. Al parecer, los viejos rencores han quedado de lado.

Texto: El País


Valorar esta noticia: 
sin votos aún