Economía
Debate sobre el pliego sindical
Rechazan la idea que la COB se inmiscuya en el subsidio
Instalación de le Mesa Social de negociación. Foto: Gigavisión.

Valorar esta noticia: 
sin votos aún

Viernes, 26 Abril, 2019 - 13:31

Tras el pedido de la Central Obrera Boliviana (COB) de traspasar la distribución del subsidio familiar bajo control sindical, a la Autoridad de Supervisión de la Seguridad Social de Corto Plazo (ASUSS), surgieron voces de rechazo porque los dirigentes no generan confianza de transparencia. El exdirigente de la COB Roberto Pancorbo manifestó que en este momento el ente sindical  no goza de la credibilidad pública, más aun cuando su líder Juan Carlos Huarachi está investigado por un caso penal.

Pancorbo, quien fue parte del comité ejecutivo de la COB durante las gestiones de Simón Reyes y Edgar Ramírez, sostuvo que “nunca los dirigentes sindicales se hicieron cargo del subsidio porque eso significa asumir responsabilidad de los empresarios”. Sí tuvieron participación a través de un delegado para fines informativos pero jamás para toma de decisiones, indicó.

Durante la Mesa Social instalada el martes en La Paz se abordó, entre otros temas, el retorno de la distribución a cargo del Ministerio de Salud porque la COB entiende que fue ilegal el traspaso al Ministerio de Desarrollo Productivo. 

Esta posición motivó que las autoridades de gobierno explicaran que el Tribunal Constitucional emitió una sentencia declarando constitucional el decreto de traspaso y que no habría motivo para cuestionarlo.  Los dirigentes se exaltaron y no dejaron acabar las explicaciones, presionando para la firma del acuerdo en base a su pliego laboral. 

El exdirigente sindical  aseguró que “nunca la COB ha estado metido en esto, tuvo representaciones en el tema de vivienda, en la Comibol, en la Caja de Salud, pero en estos temas de administración de seguro social y la cuestión del subsidio familiar, jamás han estado inmersos ni sindicatos, ni federación ni la COB”.

Recordó que ni en las peores dictaduras ni en el tiempo de la cogestión obrera, la COB intentó controlar y asumir una responsabilidad que le toca al Estado o al empresario. “Esto va a ser un grave error, aunque el gobierno les puede dar porque son parte del gobierno, pero va tener consecuencias fatales por el tema de la corrupción. No es conveniente que los dirigentes metan la mano al tema del subsidio familiar”, comentó.

Sostuvo que los dirigentes presionan al traspaso “porque en medio hay plata, hay negociados, así de claro es el tema; esa es la razón”. La Mesa Social volverá a reunirse este viernes y se prevé otra jornada de fuerte discusión porque se trata de administrar cerca de 2 mil millones de bolivianos al año.

 


Valorar esta noticia: 
sin votos aún