Internacional
Un intenso debate
Oposición venezolana busca nuevo líder para las elecciones
Foto ilustrativa

Valorar esta noticia: 
sin votos aún

Viernes, 26 Enero, 2018 - 20:28

Las fuerzas opositoras venezolanas, cobijadas bajo el paraguas de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), sostienen en este momento un intenso debate sobre las decisiones que deberán tomar, ahora que el gobierno de Nicolás Maduro ha anunciado unilateralmente el adelanto de las elecciones presidenciales, y al mismo tiempo radicaliza su postura tanto dentro como fuera del país.

En los partidos opositores está muy viva la tesis de no participar en unas elecciones dentro de las condiciones actuales que propone el chavismo. Las negociaciones de la República Dominicana entre la MUD y el chavismo se encuentran “moribundas”, a pesar de los esfuerzos mediadores, de acuerdo a lo afirmado por el delegado opositor Luis Florido.

De momento, sin embargo, parece extenderse entre la dirigencia de la MUD una urgencia en torno a la selección de un abanderado, o nuevo líder de la coalición, que bien pueda asumir la candidatura presidencial, en caso de que se concreten condiciones mínimas para asistir, o en su defecto asuma las riendas y el liderazgo para plantarle cara al chavismo en un escenario extremo de la crisis, ya en una situación extra electoral.

Y aunque algunos siguen hablando de unas elecciones de carácter primario, en las cuales se consulte directamente a la población, la tesis del consenso político, que exprese únicamente un acuerdo entre los partidos de la Mesa, ha ganado terreno en el tiempo reciente, en virtud de la premura y la urgencia.

Leopoldo López y Henrique Capriles Radonski, los dos dirigentes de mayor arraigo en la oposición, y con mayor sintonía y empatía entre las mayorías, de acuerdo a lo que dicen todos los estudios de opinión, están impedidos de participar en una cita electoral por vetos colocados por la legalidad chavista.

En este contexto, el nombre del industrial Lorenzo Mendoza, presidente de empresas Polar, como potencial abanderado de las fuerzas democráticas, comienza a repetirse con insistencia como una posibilidad cierta. Algunos dirigentes fundamentales de la MUD, tocados por en sentido de la urgencia, han discutido seriamente sobre esta eventualidad.

A la cabeza de un complejo entramado agroalimentario, que incluye bebidas y cerveza, Mendoza es un sobreviviente del lastimado parque empresarial e industrial privado venezolano, prácticamente el único que mantiene su poderío. Tanto su figura, como la de empresas Polar, ha logrado sobrevivir a los fieros embates del chavismo, incluso en los mejores tiempos de Hugo Chávez. 

Mendoza, cuyas empresas con frecuencias son sometidas a draconianos controles por parte de las autoridades, mantiene entre los venezolanos, aún con la descarga de propaganda vertida en su contra por la televisión estatal, una imagen limpia: la del empresario nacional eficiente y comprometido con el país.

Aunque, como movimiento en el gobierno, el chavismo ha necesitado en más de una ocasión de su concurso, en el Palacio de Miraflores Lorenzo Mendoza es considerado un enemigo: el arquetipo natural del capitalista. Mendoza cuenta con claras simpatía en densos sectores de la población y por eso es visto dentro del chavismo con enorme recelo.

Lorenzo Mendoza no ha emitido declaración alguna admitiendo su interés en ingresar a la política en la crisis más grave vivida en Venezuela en al menos ocho décadas. Pero tampoco lo niega. Ya varios dirigentes opositores conocidos, como Richard Mardo, de Primero Justicia, le han pedido  públicamente que asuma la responsabilidad. Algunas personas opinan que no dará el paso, porque no se animará a cruzar el elástico entramado legal del chavismo, ahora que el movimiento opositor luce acorralado. Mientras su silencio se extiende, la intriga se intensifica y los rumores sobre su nombre como abanderado aumentan.

Además de Mendoza, dentro de la MUD ya han salido al ruedo tres nombres que se han propuesto seriamente como candidatos o abanderados para los eventos que pueda ofrecer 2018. Ellos son Henry Ramos Allup, Secretario General de Acción Democrática; Henry Falcón, ex gobernador del Estado Lara, al frente del partido Avanzada Progresista; y Andrés Velásquez, máximo líder de la Causa Radical.

Fuente: El País


Valorar esta noticia: 
sin votos aún