Internacional
Crisis venezolana
Grupo de Lima rechaza intervención militar

Valorar esta noticia: 
sin votos aún

Domingo, 16 Septiembre, 2018 - 09:16

Once de los 14 Gobiernos que conforman el Grupo de Lima expresaron este sábado su “preocupación y rechazo ante cualquier curso de acción o declaración que implique una intervención militar en Venezuela”, según un comunicado conjunto suscrito por Argentina, Brasil, Costa Rica, Chile, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía. Colombia, pese a ser uno de los miembros, no adhirió al pronunciamiento. El Grupo de Lima, creado en 2017 para colaborar a resolver la crisis venezolana, también está integrado por Canadá y Guyana.

El comunicado responde al planteamiento expresado el viernes por el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, durante una conferencia de prensa en Cúcuta (Colombia). “Creo que no debemos descartar ninguna opción”, comentó tras ser consultado sobre una potencial “intervención militar” para derrocar el régimen de Nicolás Maduro. El Ejecutivo venezolano solo tardó unas horas en responder a Almagro, al que denunciará ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y otras instancias internacionales por, supuestamente, promover una acción armada en el país sudamericano. La vicepresidenta Delcy Rodríguez aseguró en Twitter que se quieren revivir los “peores expedientes” de las injerencias militares “imperialistas” en América Latina: “(La) estabilidad está seriamente amenazada por la demencial actuación de quien usurpa de forma desviada y abusiva la secretaría general de la OEA”.

Como argumento para justificar su posicionamiento, Almagro aludió a las "violaciones de derechos humanos y crímenes de lesa humanidad" cometidos por el gobierno venezolano. La opción de una intervención militar ha sido recientemente considerada —a finales de julio— por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, como una posible salida a la crisis política. El comunicado de los 11 Gobiernos latinoamericanos reafirma “su compromiso para contribuir a la restauración de la democracia en Venezuela y a la superación de la grave crisis política, económica, social y humanitaria que atraviesa ese país, a través de una salida pacífica y negociada”. También se opone a acciones o expresiones relativas “al ejercicio de la violencia, la amenaza o el uso de la fuerza en Venezuela”.

Esta es la primera vez que el Grupo de Lima y Almagro discrepan públicamente sobre Venezuela: por lo general, el secretario general de la OEA ha apoyado los gestos y las demandas de esa instancia hemisférica. En enero, sin ir más lejos, Almagro se hizo eco del llamamiento a rechazar las elecciones presidenciales convocadas por la Asamblea Nacional Constituyente.

Fuente: El País


Valorar esta noticia: 
sin votos aún