Espectáculo
La mentira de Steve Rannazzisi que podría costarle su carrera

Valorar esta noticia: 
sin votos aún
Miércoles, 16 Septiembre, 2015 - 12:06

Durante una entrevista en 2009, el comediante Steve Rannazzisi contó un drama personal. Relató cómo había escapado de la Torre Sur del complejo World Trade Center el 11 de septiembre de 2001 luego de que el primer avión de American Airlines impactara sobre el edificio. Contó que trabajaba en el piso 54, en las oficinas de Merrill Lynch como gerente de cuentas.

A partir de ese momento, su vida profesional dio un vuelco inesperado. El dramatismo que le imprimió a la historia fue tal que comenzaron a lloverle propuestas de trabajo. Durante siete años fue la estrella del popular show televisivo The League y una hora los sábados en el canal Comedy Central, donde brillan otros conductores y comediantes norteamericanos. "Estaba allí y luego la primera torre fue impactada y comenzamos a los codazos por todo el lugar", relató en ese momento al comediante Marc Maron, quien estaba entrevistándolo para su programa radial WTF.

En su macabra historia, Rannazzisi contó que su mujer también trabajaba en las torres, pero que ese día estaba demorada. Por la noche, cuando se reencontraron contó lo que pasó. "Fuimos a la terraza de nuestro edificio, fumamos un cigarrillo de marihuana y decidimos irnos".

Según el relato de Rannazzisi ya estaba en la calle cuando el segundo avión penetró la Torre Norte del World Trade Center en el corazón de Nueva York. Su cinismo fue total. Le dijo a Maron que durante los eventos del infame día pensaba que la vida era demasiado valiosa como para desperdiciar oportunidades. Lo cierto es que quizá sí lo pensó, pero no en Manhattan. Y vaya que lo cumplió: él mismo construyó una oportunidad y la aprovechó.

Sin embargo, durante la semana en que se cumplió un nuevo aniversario del ataque terrorista contra las Torres Gemelas, salió a la luz que la historia contada por Rannazzisi era mentira. El debate se instaló, y el comediante quedó tan en envidencia que debió admitirlo públicamente. La estrella de The League estaba en Nueva York, pero en el Midtown, una zona que se ubica al menos a 30 cuadras de donde ocurrió el ataque terrorista de Al Qaeda. Y nunca trabajó para Merrill Lynch, según consignaron los registros de la empresa financiera, que ni siquiera tenía oficinas en ese complejo de edificios.

"No estaba en el Trade Center ese día. No sé por qué dije eso. No hay excusas. Lo siento mucho, mucho", señaló en un comunicado difundido por su agente de prensa Matthew Labov. "Durante años, más que nada, deseé que, en silencio, pudiera borrar de alguna manera una historia contada por un hombre inmaduro. Sólo me avergüenza más. ¿Cómo les diré a mis hijos que sean honestos cuando no fui claro respecto a esto?", continuó su descargo.

Pero el problema de Rannazzisi no será únicamente con el público que lo sigue a diario y cada sábado. También lo será con los canales con los que guarda contratos y con los publicistas que apostaron por él tanto por su talento como por lo que representaba para el espíritu norteamericano. Uno de ellos, Buffalo Wild Wings -una reconocida cadena de restaurantes que adoptó su rostro como propio- señaló su decepción: "Estamos reevaluando nuestra relación con Steve a la vista de todos los hechos", señaló la empresa en un comunicado.

"Fue profundamente irrespetuoso con los que murieron y los que perdieron a sus seres queridos", continuó Rannazzisi en su comunicado de prensa. "La estupidez y la culpa que he sentido durante muchos años no ha disminuido. Era una forma de ser un personaje público y me hizo cometer un terrible error. Todo lo que puedo pedir es perdón", concluyó el humorista. (Información tomada de www.infobae.com)

MÁS NOTICIAS

Valorar esta noticia: 
sin votos aún